Exposición actual
Javier Palacios
Fluid Flow
23 de Enero - 10 de Abril, 2021
Nota de prensa
Formatocomodo presenta la exposición Fluid Flow de Javier Palacios ,en  su primera exposición en Madrid .


Carnadura (Fluid Flow)


Lleva memoria y clavitos
en partes iguales, se bebe
al amanecer. Brebaje.

Yolanda Pantin

“¡Brindemos por la imagen y su potencial narrativo!”, grita alguien desde la puerta de la galería Artists Space de Nueva York. Es octubre del año 1977, se inaugura la exposición Pictures, y los media son “inmergidos” en pintura como estrategia creativa, a través de acuerdos, ambigüedades, citas y resignificaciones.

Fluid flow in hydrothermal systems is controlled by gradients in fluid pressure, buoyancy effects, and the permeability structure. High permeability and large pressure gradients lead to high fluid-flow rates that result in large heat, solute, and metal fluxes. J. H. Dilles, D. A. John, Encyclopedia of Geology


Fluid Flow también es una reivindicación de la imagen, en la que la pintura es entendida en un sentido amplio. Javier Palacios ha creado una ficcionalización con la que presenta un lugar sin atributos a priori, en el que se pueden disponer “fetiches” que invitan a un nuevo ritual para invocar una “espiritualidad contemporánea”. Haciendo uso de un hiperarchivo a disposición de todxs, en el que flamean conceptos como la autoría, la obra y la memoria colectiva, Palacios genera un producto pictórico para una ceremonia. La fotografía previa, esa “imagen loca, tocada por lo real” (Barthes), es traducida en el lienzo, para “convocar la memoria como zona de intercambio”. Gracias a esta metodología (imagen-maqueta-fotografía-pintura), el cuadro se reconcilia con la cámara mientras cuestiona la naturaleza de la representación/presentación, a partir de un imaginario histórico-artístico que nos es familiar (Courbet, Brancusi, Warren, etc.) El lienzo (pantalla), tras fijar en el tiempo la intensidad escultórica que portan los elementos traducidos, nos remite a posibles objetos que contribuyeron a la construcción de una simbología colectiva en sociedades lejanas. En palabras del artista, tales elementos “podrían ser utilizados por una cultura primitiva irreal, o quizás aún por descubrir”, ofreciendo “respuestas alternativas abiertas” que amortigüen la inmediatez del mundo actual. Esta pintura, como dispositivo traductor, activa unos “tótems” polisémicos con nuevas “vinculaciones grupales”, que nos hacen estar alerta sobre las narraciones que pueda emitir la imagen. Si nos alejamos de la carga conceptual-ceremoninal de la obra, sus cualidades materiales nos incitan a tocarla, a través de un “ojo pornográfico” sin vigilancia, que se alimenta de la ilusión de un nuevo espacio, incluso de otro cuerpo.

Es un descubrimiento horrible: la carne que jamás se ve, el fondo de las cosas, el revés de la cara, del rostro, los secretos por excelencia, la carne de la que todo sale, en lo más profundo del misterio. J. Lacan
En la colaboración que nos solicita Palacios como receptores de su trabajo, para analizar lo espiritual como medio para conectar con la identidad contemporánea, se desprende una cáscara. Se trata de una sustancia que avanza hacia fuera (como la carnadura), nos mancha, mientras refleja el mundo circundante.



Francisco Ramallo Historiador del arte y comisario independiente







En palabras de Javier Palacios.




En Fluid Flow se rinde culto a los objetos(fetiches) y a los rituales, a través de la representación pictórica, a la vez que se examinan ciertos iconos de la historia del arte, convocando a la memoria como zona de intercambio y como una posibilidad de ficción. De la misma forma que el Fascinus en la Antigua Roma, he representado varios objetos con reminiscencias de origen sexual, que podrían ser utilizados por una cultura primitiva irreal. La reflexión sobre la espiritualidad contemporánea es una constante en mi obra. El mundo actual está marcado por la inmediatez y la extrema eficiencia. Mis pinturas representan instrumentosque ofrecen respuestas alternativas abiertas en contraposición a esta situación, reflexionando sobre la relación entre lo espiritual y lo material y sus formas de representación, a través de objetos poderosos y atractivos que se cargan de significado al ser contemplados. He analizado lo espiritual como una manera de conectar con la identidad contemporánea, aglutinando y reinterpretando expresiones artísticas y culturales de diversos períodos y civilizaciones. Para la creación de las imágenes sigo dos metodologías. Por un lado, me apropio de fotos encontradas en internet que retoco formalmente y descontextualizo buscando nuevas relaciones y significados. Por otro lado, construyo maquetas en diversos materiales como el barro,a las que realizo sesiones fotográficas, cuyas imágenes resultantes filtro y retoco digitalmente para posteriormente, trasladarlas al lenguaje pictórico.